/ / No sueñes con lo que podrías hacer, haz lo que sueñas hacer

No sueñes con lo que podrías hacer, haz lo que sueñas hacer

con No hay comentarios

Este post no va exactamente de comunicación, o sí…. No va de trabajo. O sí…

Va de sueños cumplidos, de esfuerzo y tenacidad que acaban viendo recompensa, de conseguir propósitos y de ver materializado lo que un día soñaste.

Va de todos los que, algún día, por una razón u otra, decidieron cambiar de vida, trabajo, aficiones o apostaron por algo y poco a poco van consiguiendo lo que querían.

No sueñes con lo que podrias hacer

Va de sueños, pero no de esos sueños vagos que nos hacen quedarnos pensativos con un “y sí”…  sino de aquellos que nos empujan a actuar, sin miedo; o quizás con miedo, pero no paralizante, sino como reto.

MIEDO vs RETO: Esa palabra que por sí sola ya es temida, el miedo. Lo dicho, convierte tu miedo en un reto para superar cualquier obstáculo que se oponga a tu meta y te entorpezca el camino. Recuerda que los miedos son siempre internos, y nos frenan si no ponemos remedio. Eres capaz de ganarle a tus miedos. Siempre.

AUTOCONFIANZA: Si el miedo es mal, la autoconfianza es bien… Muy bien 😉 Pero claro, la teoría nos la sabemos todos. En la práctica vienen momentos de confusión y es necesario replantearse los objetivos, las acciones, hacia donde vamos y hacia donde no queremos volver.  Conocer nuestras limitaciones y explotar al máximo nuestras potencialidades. No somos perfectos; ni necesitamos serlo. Para llegar a la autoconfianza plena es necesario querernos y aceptarnos. ¿Fácil, no? 😉

APOYO: Familia y amigos están siempre para apoyar y respaldar tus decisiones. Y, por supuesto, también para criticarlas. Te desmontarán teorías, te harán dudar y a veces quizás te sentirás desprotegido. Escúchales; quien bien te quiere sólo busca tu bienestar. Y reflexiona, pero también muéstrate segur@ si realmente crees en lo que vas a hacer; así nada te detendrá. Y serán tus mejores aliados y aliento, cuando las fuerzas flaqueen, cuando parezca que no vas a llegar. Siempre estarán ahí. A veces creerán más en ti que tu mism@. Escúchales.

TENACIDAD: Básico, básico, básico…. Soñar es fácil, pero hacer cumplir esos sueños solo es posible a base de trabajo y esfuerzo. Con constancia y perseverancia. Sé tenaz y no abandones, la meta está muy cerca.

El esfuerzo y el sacrificio son determinantes. En lo personal, en lo profesional, en el deporte o el bienestar psicológico.

Tengo personas a mi alrededor que han conseguido cosas con su esfuerzo y fe en ellas mismas. Historias de superación, personas a las que admiro profundamente, y de las que aprendo día a día; cuando las fuerzas flaquean y las dudas entran en juego pienso en ellas.

En mi caso el miedo va perdiendo terreno y la autoconfianza parece ir asentándose. Hace cuatro años quería estar donde estoy ahora. Con confianza, apoyo, y tenacidad estoy donde quiero estar y como quiero estar. Ya no hay miedo, sólo ganas de continuar. Así que sólo puedo dar gracias a todas y cada una de las personas que me acompañan en este camino; família, amig@s y compañer@s. 

Y tú ¿haces lo que Sueñas o sueñas lo que podrías hacer?

¿Te ha gustado este contenido?
Indica tu mail y recibirás las novedades en tu correo
Sólo recibirás un correo mensual
Siguiendo Esther Maderuelo:

Formada en comunicación corporativa y online. Me fascina ver cómo las redes sociales y las nuevas tecnologías están cambiando nuestra forma de aprender, educar, transmitir o contactar.

Deja un comentario

Sígueme en Feedly