/ / Empresas solidarias en redes sociales

Empresas solidarias en redes sociales

con No hay comentarios
Ser solidario está de moda. Y más que nunca en Navidad. Los anuncios de televisión se llenan de mensajes positivos y que apelan a la emoción, y la solidaridad cada vez vende más. Y las marcas lo saben.
Este año, quizás por la crisis, quizás por el estado de ánimo generalizado que nos invade, lejos de estar más egoístas o individualistas, cada vez nos sentimos con más ganas de ayudar al prójimo y de solidarizarnos con situaciones que nos parecen injustas.
La solidaridad está de moda, para qué nos vamos a engañar, y tal y como se expone en este artículo, las marcas que apoyan causas solidarias tienen más beneficios. Para una empresa su reputación es importante, y una empresa solidaria está bien considerada.
Además, en una época en la que las entidades sociales se están independizando de forma forzosa de las administraciones públicas es necesario buscar otras vías alternativas de financiación.
Y si algo caracteriza a las ONGs (por supervivencia y experiencia) es su capacidad de adaptación y reinvención. Así que, como bien explican en Inventaria, es necesario recurrir a la colaboración entre empresas y entidades del Tercer Sector.
Por un lado tenemos clientes que valoran el desarrollo de acciones sociales por parte de las empresas, y por el otro tenemos entidades que desarrollan acciones sociales y que no disponen de financiación pública y han de buscar alternativas. Caso resuelto. Qué fácil. Y qué bien. ¿Por qué no se nos había ocurrido antes?
Y en este puzzle las redes sociales no han hecho otra cosa que aumentar (o facilitar) las acciones solidarias.  Son herramientas que unen y activan a las personas en favor de diferentes causas. En estos casos, ayudar a quien más lo necesita.
Y expongo aquí dos casos que me han parecido interesantes, por su forma de implicar a la población y por el uso que hacen de las redes sociales, en concreto Facebook. Y porque la colaboración entre empresas y entidades supone un beneficio para ambas. Las entidades pueden seguir desarrollando sus actividades y las empresas aumentan su buena reputación y, en consecuencia, sus ventas o beneficios. Y tod@s contentos.
“La gran recogida de alimentos”
Campaña de recogida de alimentos virtual a través Facebook, realizada con el apoyo de Obra Social “la Caixa”  y la colaboración de diferentes empresas de alimentación.
Cada Like en la página de Facebook que han creado para la campaña equivale a 1 Kilo de comida que donan las diferentes empresas que participan. Así de fácil. Los clicks se convierten en kilos y kilos de comida, que son destinados a Banco de alimentos. Y ya llevan más de 175.000 likes.
ACTUALIZACIÓN a día 18 de diciembre de 2012: A raíz de leer opiniones críticas en relación a este tipo de campañas, en las que un RT en Twitter o un Like en Facebook se convierten milagrosamnte en kilos de comida o euros para donar, debo rectificar mi TOTAL apoyo a este tipo de iniciativas. No sé de qué forma sería más correcta para que las empresas llevaran a cabo iniciativas solidarias sin caer en el oportunismo o las malas prácticas. Pero sí es cierto que las donaciones y acciones solidarias no pueden estar sujetas al número de likes o tweets. Un poco feo, quizás. ¿Qué opináis?

Aquí os dejo la opinión de Francesc Grau que me hizo encender la lucecita y el enlace al post de Calvo con Barba en el que se explica muy bien.

“Hecho con tus sueños”

 
Anuncio televisivo de Suchard en el que la banda sonora es una canción del grupo Maldita Nerea, inspirada en miles de sueños de españolas y españoles.
A través de su página de Facebook, Suchard recogió durante el mes de octubre casi 7.000 sueños que compartieron sus seguidores. A partir de estos sueños Maldita Nerea compuso la canción, que está disponible en diferentes canales de compra de música por Internet, como Spotify o iTunes.
Los beneficios generados de las descargas hasta el 6 de enero se destinan también a Banco de Alimentos.
Una gran campaña participativa, que ha sabido implicar a sus seguidores-compradores, y cautivar a otros tantos. Aunque en este caso los consumidores sí que aportan mediante las descargas de la canción, la causa hace que merezca la pena.
Estos dos ejemplos que he expuesto hacen referencia a la colaboración entre empresas y entidades sociales o del tercer sector. Existen más, y espero que sigan desarrollándose muchas más, y que no sólo se ciñan a épocas navideñas. Estoy segura de que podemos, queremos y sabemos ser solidarios durante todo el año. Las empresas, aunque sea por su reputación, también.
Y tal y como promueve la campaña de Suchard,
                                    nunca dejéis de soñar y de ayudar a soñar

 

¿Te está resultando útil?
Indica tu mail para recibir más artículos como éste
Siguiendo Esther Maderuelo:

Formada en comunicación corporativa y online. Me fascina ver cómo las redes sociales y las nuevas tecnologías están cambiando nuestra forma de aprender, educar, transmitir o contactar.

Deja un comentario

Sígueme en Feedly