/ / Cuando las prioridades cambian

Cuando las prioridades cambian

con No hay comentarios

Inicié este blog con mucha ilusión y motivada por las ganas de empezar a trabajar en un ámbito que sólo conocía a nivel teórico. Acabados los estudios de comunicación, y con un desengaño laboral en el ámbito social, al que me había dedicado durante varios años, aproveché los recortes y un despido para iniciarme en el sector del social media.

De eso hace ya casi dos años, y mi vida ha cambiado bastante durante todo este tiempo. A nivel profesional he podido seguir formándome en el ámbito de la comunicación online y optar a algunas oportunidades profesionales, quizás no todo lo que esperaba, pero como siempre veo el vaso casi lleno, me siento satisfecha y contenta con lo que he conseguido. Además, durante este tiempo he podido conocer y contactar con verdaderos profesionales y personas que me han enseñado muchísimo y aportado confianza cuando ésta fallaba.

Tras varios meses con lecturas acumuladas que no he podido leer, cuentas de Twitter, Linkedin, Google y Pinterest casi olvidadas, y un sinfín de jornadas y cursos a los que me gustaría haber ido pero no he podido ir, he decidido escribir estas letras de despedida temporal. Porque lo necesito a nivel personal y porque tal y como ya expuse cuando cerré la página de fans asociada al blog, me gusta ser consecuente.

Llevando varios proyectos de social media y participando desde principios de 2014 en el negocio de hostelería de mi pareja, mi tiempo cada vez es más reducido.

Además, mi naturaleza inquieta y sumamente activa se ha visto mermada en los últimos meses debido a un nuevo estado, que dará paso al gran proyecto de mi vida, compartido también con mi pareja, y que física y emocionalmente ha revolucionado todo mi ser.

Esther

Me ha costado aceptar mi nueva situación, ya que siempre he sido una persona multitarea y dinámica, pero ahora el despiste, el sueño, el cansancio y la pereza se han apoderado de mi y estoy ralentizada en casi todo lo que hago. Mi hermana, que aunque es bastante más joven que yo siempre ha sido muy sabia, me dijo hace poco que ser una “superwoman” también significa conocer las limitaciones propias y saber priorizar. Así que desde ya me tomo un respiro e inicio un retiro por algún tiempo de mi parte profesional en social media para dar prioridad a mi parte personal.

Acabaré los proyectos profesionales que tengo iniciados, y empezaré a prepararme para lo que será el proyecto más importante de mi vida, y que a partir de agosto, si todo va bien, iniciará y me tendrá absorbida (por lo que me han dicho) durante algunos meses más…  :p

No es una despedida, sólo es un hasta luego. Y he querido escribir este post de despedida temporal, no sólo por quienes puedan seguir y leer el blog, sino sobre todo por quienes yo sigo y he sido lectora activa durante estos dos años. Y de quienes ahora se van quedando las lecturas acumuladas en mi Feedly.

Por todas las personas que me han acompañado en este camino, y que espero sigan estando para cuando vuelva (que volveré 😉 ), para seguir aprendiendo de ell@s y seguir compartiendo. En este mundo 2.0. la soledad profesional es evidente, y el apoyo que he recibido muchas veces ha sido enormemente valioso, ya que han sido como compañeros de trabajo, con los que compartir penas, alegrías, logros y frustraciones.

Y, por supuesto, por mi familia y amigos, que muchas veces han creído en mí más que yo misma.

Dejo unas frases de una de mis películas favoritas:

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera tú mism@”

Si tienes un sueño, tienes que protegerlo…. Si quieres algo ve por ello.

Así que, aunque ahora decida retirarme para prepararme y dedicarme a otros menesteres, me voy, pero volveré 😉

Siguiendo Esther Maderuelo:

Formada en comunicación corporativa y online. Me fascina ver cómo las redes sociales y las nuevas tecnologías están cambiando nuestra forma de aprender, educar, transmitir o contactar.

Deja un comentario

Sígueme en Feedly