/ / Acoso sexual: Un mismo problema, diferentes enfoques para visibilizarlo

Acoso sexual: Un mismo problema, diferentes enfoques para visibilizarlo

con No hay comentarios

Para el día internacional de la no violencia contra la mujer he querido recopilar una serie de vídeos que tienen como objetivo  sensibilizar sobre el acoso sexual.

La violencia sexual es una forma más de violencia contra la mujer, y se da en muchos ámbitos y situaciones. Desde el piropo “sin mala intención” hasta las violaciones “en manada”, pasando por gestos lascivos, presión para mantener relaciones o acercamiento no deseado. Cualquier gesto que pueda hacer sentirse incómoda a una mujer, algo no consentido, puede ser una forma de acoso sexual, y es una forma de demostrar el poder del hombre sobre la mujer.

Muchas son las campañas que se hacen para evitar el acoso, para visibilizar el problema, sensibilizar y para alentar a las victimas a que denuncien.

En cuanto a los hombres acosadores pocas son las campañas destinadas a ellos. La educación lo es todo, y si nos lo planteamos, si no hubiera personas acosadoras, no necesitaríamos campañas de prevención o de sensibilización. Un tema pendiente, en el que, por desgracia, queda mucho por hacer.

Y sin enrollarme más, paso a enlazar algunos de los vídeos sobre acosos sexual, con una breve opinión personal de cada uno.

El propósito de estos vídeos es diferente en cada uno de ellos, las personas destinatarias también, y las formas de acoso presentadas varían, aunque todos ellos tratan el tema del acoso hacia la mujer.

 

#WhoWillYouHelp – Campaña del gobierno de Canadá contra el acoso y violencia sexual hacia la mujer

Apela a la conciencia de quien lo ve; la culpa de quien no dice nada. La mujer aparece como víctima*, que debe ser “ayudada-rescatada” de su acosador.

Personalmente este tipo de enfoque no es de los que más me gusta. El #WhoWillYouHelp ¿de parte de quien estás? se responde en el mismo video: Cuando no haces nada, lo ayudas a él.

Es necesario denunciar y no dejar pasar si vemos una situación donde se da acoso sexual, evidentemente.

Pero con estos mensajes a la población volvemos a caer en la culpabilización de quien no hace nada, del observador impasible. Creo que la conciencia debe trabajarse desde otro punto de vista: Positivizando. Quizás sería mejor un vídeo en el que se vea que el hecho de ayudar puede acabar con una situación desagradable o de peligro.

Pero, además, existe otro factor, y es que la mujer como víctima* aparece anulada, sin capacidad para revelarse, y ese rol que se le otorga a la mujer tampoco acabo de verlo claro.

 

 

Cortometraje a modo de roleplaying donde los personajes se encuentran en una situación concreta donde se da el acoso. Una mujer es acosada, y la figura de la mujer en ningún momento se muestra como un ser vulnerable e indefenso. Sabe responder ante el acoso y defenderse.

El vídeo es tenso, pero no sólo por el papel del acosador, sino por la actitud de defensa que ejerce la mujer en todo momento, ya que no da tregua al acosador y responde con firmeza; y el final inesperado y con cierto toque de humor ayuda a relajarse. No todos los temas son aptos para tratarlos con humor, pero muchas veces es una buena forma de comunicar situaciones y meterse en el bolsillo al espectador.

 

 

En este caso, mostrado de una forma cómica a modo de cuento, el papel de la mujer aparece también activo, menos vulnerable y con el apoyo de otras mujeres y hombres puede hacer frente al acosador. Me gusta más este tipo de rol que se le otorga a la mujer

 

 

En este vídeo se muestra una forma diferente de ver las cosas, en un intento de que los hombres puedan empatizar con el día a día de las mujeres.

Se inicia en clave de humor, presentando diversas situaciones en las que la mujer se enfrenta a diario, en las que sufre discriminación, a raíz de los diversos micromachismos, machismos y sexismos existentes en nuestra sociedad. A medida que continua el vídeo, el humor deja paso a situaciones más trágicas.  Así se presenta en el vídeo, pero con la diferencia de que es el hombre quien lo sufre, en un mundo predominantemente femenino. Sirve para empatizar y ponerse en la piel de muchas mujeres.

 

En la misma línea que el anterior, en este vídeo tres hombres hablan sobre diversas situaciones que sufren en una sociedad matriarcal (imaginaria), donde las mujeres ejercen poder y control sobre los hombres, generado en desigualdades, malestar y acciones discriminatorias.

 

 

Un vídeo desgarrador que pone los pelos de punta, y con frases que muchas de nosotras hemos tenido que escuchar cientos de veces, desde pequeñas. Frases sin mala intención, que van educando a las mujeres para ser bonitas, calladas y sumisas….

 

Un cortometraje que visibiliza el miedo que sienten muchas mujeres al volver solas a casa. ¿Miedo irreal? Ojalá lo fuera….

 

 

Pienso que sobre el acoso (y otras formas de violencia) es posible cambiar situaciones. Estoy convencida de que “el ser humano no nace, se hace”, así que creo firmemente en la educación como parte importante en la erradicación de cualquier forma de acoso o violencia.  Una educación en valores y tolerancia, que debe empezar desde la infancia y debe ser llevada a cabo desde las diferentes instituciones y servicios públicos de una forma global, coordinada y transversal.

Espero que esta recopilación de videos os haya gustado, y si conocéis alguno más os agradecería lo propusierais ¿Conoces algún video?

 

*Sobre la mujer como “victima” en muchas situaciones de violencia o acoso se podrían escribir cientos de libros, desde la comunicación, la psicología ú otras disciplinas. Sé que es un tema peliagudo, pero siempre he creído en la superación y en el bien que hace potenciar las capacidades personales; en mi experiencia dentro del ámbito social el fomento de la autonomía y la resiliencia siempre han sido vitales para acompañar a personas en situaciones difíciles. No se trata de rescatar, sino de acompañar.

Cualquier persona puede sufrir acoso, y sentirse vulnerable o amilanada en ciertos momentos; pero las capacidades están ahí, y creo que los mensajes que se deben transmitir han de ser positivos y, sobre todo, no culpabilizadores.

Es preciso crear protocolos de actuación y sobre todo dotar de recursos que apoyen y faciliten (el tema recursos-falta de ellos también sería para tratar en miles de libros) pero no caer en el victimismo, pues se vuelve al discurso de la mujer como ser débil que debe ser ayudada. Por desgracia hay situaciones de abuso o acoso extremas, en las que es preciso intervención urgente y psicológica. Por suerte existen iniciativas dedicadas a dar información sobre las agresiones sexuales y cómo actuar ante ellas.

Siguiendo Esther Maderuelo:

Formada en comunicación corporativa y online. Me fascina ver cómo las redes sociales y las nuevas tecnologías están cambiando nuestra forma de aprender, educar, transmitir o contactar.

Deja un comentario

Sígueme en Feedly